Violencia se expande a Michoacán y Colima
Violencia se expande a Michoacán y Colima | Fuente: El Sol de México

La ola de violencia que sacudió a Jalisco, Guanajuato, Chihuahua y Baja California en días pasados ahora tuvo como escenario los estados de Michoacán y Colima.

Seis patrullas con 25 elementos de la Guardia Nacional (GN) fueron retenidas por comuneros del municipio de Paracho, Michoacán, quienes exigían la liberación de 164 presuntos integrantes del grupo Pueblos Unidos detenidos durante un operativo el sábado.

Te puede interesar: EU apoyará al gobierno de Colima para recuperar la seguridad: Ken Salazar

Autoridades aseguraron que cerca de 300 agentes federales, entre miembros del Ejército y la Guardia Nacional, además de 200 elementos de la Guardia Civil, realizaron otro operativo para liberar a sus compañeros, pero antes de que se desplegaran los elementos de seguridad fueron soltados.

Los integrantes del grupo criminal fueron aprehendidos la tarde del sábado en la comunidad de Tiamba, perteneciente al municipio de Uruapan, durante un operativo cuando bloqueaban diversos tramos de la autopista federal Siglo XXI que une la ciudad de Morelia con el puerto de Lázaro Cárdenas.

La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán precisó que los detenidos portaban 142 rifles de asalto, 44 pistolas de diversos calibres y miles de cartuchos útiles, así como equipo táctico.

En respuesta a la detención de los criminales, sujetos armados atacaron con armas de fuego una estación de gasolina en Zitácuaro y retuvieron a los elementos de la Guardia Nacional.

Por otro lado, en Colima siete personas, entre ellas dos mujeres, resultaron heridas durante un ataque a balazos ocurrido la madrugada de ayer en el interior de un bar ubicado en el boulevard costero Miguel de la Madrid Hurtado, de la ciudad de Manzanillo.

La presidenta municipal, Griselda Martínez, informó que entre las víctimas se encuentran empleadas y empleados del establecimiento, así como personas que estaban al momento de la agresión.

MARU CAMPOS TOMA UNOS DÍAS

Por otra parte, los detenidos por los hechos violentos ocurridos en Mexicali, Tijuana, Tecate, Ensenada y Playas de Rosarito durante la tarde noche del viernes fueron trasladados a la Ciudad de México la tarde del sábado para que continúen las investigaciones.

La alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero, dijo que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) estaría detrás de la quema de vehículos y los bloqueos.

A esto se le suman los nueve detenidos de Ciudad Juárez que están relacionados con la ola de violencia del jueves 11 de agosto, quienes fueron trasladados a la capital de Chihuahua. La Secretaría de Seguridad Pública estatal reforzó los patrullajes y operativos en toda la ciudad.

Gilberto Loya, titular de la corporación, señaló que esto es parte de las nuevas estrategias que se acordaron en la Mesa de Seguridad por órdenes de la gobernadora María Eugenia Campos, quien en medio de la ola de violencia anunció ayer que se tomará unos dúas para someterse a una intervención quirúrgica por una hernia hiatal que padece desde hace varios años.

También puedes leer: Ciudad Juárez, bajo fuego armado: ¿qué desató la violencia, muertes y quema de comercios?

TEMEN ATAQUES EN TAMAULIPAS

Ante los hechos de violencia que han ocurrido en diferentes puntos del país, la Federación de Cámaras de Comercio (Fecanaco) en Tamaulipas pidió a las autoridades federales blindar al estado para evitar que se repita lo que está sucediendo en otras entidades.

Su presidente, Julio Almanza, señaló que lo preocupante es la réplica que se está dando en distintos puntos de la República Mexicana y el alcance que tienen los grupos delincuenciales.

La ola de violencia en México que ha impactado ciudades como Tijuana, Guanajuato, Guadalajara, Ciudad Juárez, Mexicali, Tecate y Ensenada tiene con temor a la iniciativa privada ante la posibilidad de que se extienda a otros estados.

“Vemos al Gobierno federal muy firme con su política de abrazos y no balazos, creo que no está funcionando, necesitamos acciones mucho más contundentes. Piden que se tenga garantía de inversión, pero con esto que está sucediendo dejamos de ser confiables a la inversión totalmente. Creo que hay dos formas de ver al país: la primera desde como se ve en Palacio (Nacional) y la segunda desde como lo vemos nosotros”, consideró.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

La violencia generalizada deteriora la confianza de los ciudadanos y turistas e impacta negativamente el comercio, los servicios y el turismo, impidiendo el consumo de bienes y servicios y dañando la imagen de los destinos mexicanos, agregó Almanza.


Con información de El Heraldo de Juárez, Andrea Jiménez / La Voz de la Frontera, Frida Fernández / El Sol de México, Teresa Macías / El Sol de Tampico, Fernando Reyes / El Heraldo de Chihuahua, Elizabeth Ibal / El Occidental y EFE



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La ola de violencia que sacudió a Jalisco, Guanajuato, Chihuahua y Baja California en días pasados ahora tuvo como escenario los estados de Michoacán y Colima.

Seis patrullas con 25 elementos de la Guardia Nacional (GN) fueron retenidas por comuneros del municipio de Paracho, Michoacán, quienes exigían la liberación de 164 presuntos integrantes del grupo Pueblos Unidos detenidos durante un operativo el sábado.

Te puede interesar: EU apoyará al gobierno de Colima para recuperar la seguridad: Ken Salazar

Autoridades aseguraron que cerca de 300 agentes federales, entre miembros del Ejército y la Guardia Nacional, además de 200 elementos de la Guardia Civil, realizaron otro operativo para liberar a sus compañeros, pero antes de que se desplegaran los elementos de seguridad fueron soltados.

Los integrantes del grupo criminal fueron aprehendidos la tarde del sábado en la comunidad de Tiamba, perteneciente al municipio de Uruapan, durante un operativo cuando bloqueaban diversos tramos de la autopista federal Siglo XXI que une la ciudad de Morelia con el puerto de Lázaro Cárdenas.

La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán precisó que los detenidos portaban 142 rifles de asalto, 44 pistolas de diversos calibres y miles de cartuchos útiles, así como equipo táctico.

En respuesta a la detención de los criminales, sujetos armados atacaron con armas de fuego una estación de gasolina en Zitácuaro y retuvieron a los elementos de la Guardia Nacional.

Por otro lado, en Colima siete personas, entre ellas dos mujeres, resultaron heridas durante un ataque a balazos ocurrido la madrugada de ayer en el interior de un bar ubicado en el boulevard costero Miguel de la Madrid Hurtado, de la ciudad de Manzanillo.

La presidenta municipal, Griselda Martínez, informó que entre las víctimas se encuentran empleadas y empleados del establecimiento, así como personas que estaban al momento de la agresión.

MARU CAMPOS TOMA UNOS DÍAS

Por otra parte, los detenidos por los hechos violentos ocurridos en Mexicali, Tijuana, Tecate, Ensenada y Playas de Rosarito durante la tarde noche del viernes fueron trasladados a la Ciudad de México la tarde del sábado para que continúen las investigaciones.

La alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero, dijo que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) estaría detrás de la quema de vehículos y los bloqueos.

A esto se le suman los nueve detenidos de Ciudad Juárez que están relacionados con la ola de violencia del jueves 11 de agosto, quienes fueron trasladados a la capital de Chihuahua. La Secretaría de Seguridad Pública estatal reforzó los patrullajes y operativos en toda la ciudad.

Gilberto Loya, titular de la corporación, señaló que esto es parte de las nuevas estrategias que se acordaron en la Mesa de Seguridad por órdenes de la gobernadora María Eugenia Campos, quien en medio de la ola de violencia anunció ayer que se tomará unos dúas para someterse a una intervención quirúrgica por una hernia hiatal que padece desde hace varios años.

También puedes leer: Ciudad Juárez, bajo fuego armado: ¿qué desató la violencia, muertes y quema de comercios?

TEMEN ATAQUES EN TAMAULIPAS

Ante los hechos de violencia que han ocurrido en diferentes puntos del país, la Federación de Cámaras de Comercio (Fecanaco) en Tamaulipas pidió a las autoridades federales blindar al estado para evitar que se repita lo que está sucediendo en otras entidades.

Su presidente, Julio Almanza, señaló que lo preocupante es la réplica que se está dando en distintos puntos de la República Mexicana y el alcance que tienen los grupos delincuenciales.

La ola de violencia en México que ha impactado ciudades como Tijuana, Guanajuato, Guadalajara, Ciudad Juárez, Mexicali, Tecate y Ensenada tiene con temor a la iniciativa privada ante la posibilidad de que se extienda a otros estados.

“Vemos al Gobierno federal muy firme con su política de abrazos y no balazos, creo que no está funcionando, necesitamos acciones mucho más contundentes. Piden que se tenga garantía de inversión, pero con esto que está sucediendo dejamos de ser confiables a la inversión totalmente. Creo que hay dos formas de ver al país: la primera desde como se ve en Palacio (Nacional) y la segunda desde como lo vemos nosotros”, consideró.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

La violencia generalizada deteriora la confianza de los ciudadanos y turistas e impacta negativamente el comercio, los servicios y el turismo, impidiendo el consumo de bienes y servicios y dañando la imagen de los destinos mexicanos, agregó Almanza.


Con información de El Heraldo de Juárez, Andrea Jiménez / La Voz de la Frontera, Frida Fernández / El Sol de México, Teresa Macías / El Sol de Tampico, Fernando Reyes / El Heraldo de Chihuahua, Elizabeth Ibal / El Occidental y EFE



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music