Rosalía es una Motomami mexicana; recibe una lluvia de "Dr. Simi" en su concierto
Rosalía es una Motomami mexicana; recibe una lluvia de "Dr. Simi" en su concierto | Fuente: El Sol de México

"México esto es para que no me olvides", exclamaba Rosalía con alegría al arrancar la primera de dos presentaciones del Motomami Tour, en el Auditorio Nacional.

Portando cascos de luz, la española y sus bailarines aparecieron para interpretar los temas "Saoko" y "Candy".

Te puede interesar: Rosalía mascando chicle y mirando de arriba a abajo: así surgió el gesto que se hizo viral

Cómo si se tratara de un desfile de alta costura, la cantante colocó una pasarela color blanco, adornada con dos pantallas verticales en ambos lados del escenario, donde se proyectaban de cerca cada uno de sus movimientos.

El momento de "Bizcochito" llegó, y no podía faltar la recreación de su ya icónico meme, mascando chicle con expresión de desaprobación. El repertorio siguió con "La fama", "Dolerme", "De aquí no sales" y "Motomami".

"Es en realidad la primera vez que me presento en la Ciudad de México. Estoy muy contenta, estamos felices de tocar para vosotros", dijo.

"Rosalía, Rosalía", exclamaban los presentes, seguido de un aplauso, cada que la artista iba tras bambalinas. "Perdonad por los detalles técnicos, es por eso que me voy, pero vuelvo", explicó al percatarse de la expectativa que sus ausencias provocaban.

Con gran sencillez, Rosalía hizo una breve pausa para conversar con su público, pero la charla fue interrumpida cuando un peluche del Dr. Simi llegó hasta sus pies, siguiendo una ya tradicional práctica que los mexicanos han implementado en los conciertos.

Una ola de muñecos la invadió, y conmovida por el gesto, se agachó a recoger cada uno de ellos. Pero el show debía continuar, así que descendió del escenario para cantar el tema "La noche de anoche", para el cual pasó el micrófono a algunos miembros de la audiencia para que cantaran con ella.

El show continuó con "Hentai", "Pienso en tu mamá", "Diablo", un cover de "Perdóname" de La Factoría, "De plata" y "Abcdefg", tema durante el cual cambió la M de Motomami por M de México, causando la emoción de sus fans.

Fiel a su amor por los ritmos latinos, hizo un homenaje al reguetón con temas como "Papi chulo" y "Gasolina", y culminó ese tributo con "Despecha".

La recta final del concierto estuvo compuesta por algunos de sus éxitos más recientes, entre los que destacaron "Blinding lights" (tema que originalmente interpreta a dueto con The Weeknd),"Cómo una G" y "Malamente".

"La noche está llegando a su fin, pero vamos a despedirla a la altura", exclamó antes de interpretar "Con altura". A bordo de un scooter, regresó para cantar "Chicken teriyaki", y se despidió con "Sakura" y "CUUUUuuuuuute". "México, muchas gracias", gritó antes de irse.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

"México esto es para que no me olvides", exclamaba Rosalía con alegría al arrancar la primera de dos presentaciones del Motomami Tour, en el Auditorio Nacional.

Portando cascos de luz, la española y sus bailarines aparecieron para interpretar los temas "Saoko" y "Candy".

Te puede interesar: Rosalía mascando chicle y mirando de arriba a abajo: así surgió el gesto que se hizo viral

Cómo si se tratara de un desfile de alta costura, la cantante colocó una pasarela color blanco, adornada con dos pantallas verticales en ambos lados del escenario, donde se proyectaban de cerca cada uno de sus movimientos.

El momento de "Bizcochito" llegó, y no podía faltar la recreación de su ya icónico meme, mascando chicle con expresión de desaprobación. El repertorio siguió con "La fama", "Dolerme", "De aquí no sales" y "Motomami".

"Es en realidad la primera vez que me presento en la Ciudad de México. Estoy muy contenta, estamos felices de tocar para vosotros", dijo.

"Rosalía, Rosalía", exclamaban los presentes, seguido de un aplauso, cada que la artista iba tras bambalinas. "Perdonad por los detalles técnicos, es por eso que me voy, pero vuelvo", explicó al percatarse de la expectativa que sus ausencias provocaban.

Con gran sencillez, Rosalía hizo una breve pausa para conversar con su público, pero la charla fue interrumpida cuando un peluche del Dr. Simi llegó hasta sus pies, siguiendo una ya tradicional práctica que los mexicanos han implementado en los conciertos.

Una ola de muñecos la invadió, y conmovida por el gesto, se agachó a recoger cada uno de ellos. Pero el show debía continuar, así que descendió del escenario para cantar el tema "La noche de anoche", para el cual pasó el micrófono a algunos miembros de la audiencia para que cantaran con ella.

El show continuó con "Hentai", "Pienso en tu mamá", "Diablo", un cover de "Perdóname" de La Factoría, "De plata" y "Abcdefg", tema durante el cual cambió la M de Motomami por M de México, causando la emoción de sus fans.

Fiel a su amor por los ritmos latinos, hizo un homenaje al reguetón con temas como "Papi chulo" y "Gasolina", y culminó ese tributo con "Despecha".

La recta final del concierto estuvo compuesta por algunos de sus éxitos más recientes, entre los que destacaron "Blinding lights" (tema que originalmente interpreta a dueto con The Weeknd),"Cómo una G" y "Malamente".

"La noche está llegando a su fin, pero vamos a despedirla a la altura", exclamó antes de interpretar "Con altura". A bordo de un scooter, regresó para cantar "Chicken teriyaki", y se despidió con "Sakura" y "CUUUUuuuuuute". "México, muchas gracias", gritó antes de irse.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music