Nombres, nombres y... nombres | Siemens por duplicar tamaño aquí en 5 años, “nearshoring” soporte y avance a doble dígito  
Nombres, nombres y... nombres | Siemens por duplicar tamaño aquí en 5 años, “nearshoring” soporte y avance a doble dígito   | Fuente: El Sol de México

Si hablamos de compañías globales, un puntal que no requiere presentaciones es Siemens con 128 años de historia en México.

Fundado por Werner von Siemens, el consorcio que comanda Roland Busch, con presencia en más de 200 países, 200,000 empleados y una facturación de 70,000 mde, trae en su ADN el tema de la innovación.

Sólo así puede apoyar a miles de empresas industriales en su automatización y digitalización de procesos, la electrificación de edificios y ciudades, la mejora de la movilidad o bien en algo tan nodal como la salud.

Con su expertis de 175 años, durante la pandemia no tuvo que apretarse las manos. Simplemente fue un actor nodal para el ámbito farmacéutico en el manejo de millones de vacunas.

Aquí bajo el mando de Alejandro Preinfalk ejecutivo de 51 años, 29 en Siemens, también pudo crecer a doble dígito. No es casual. Con el desarrollo industrial, en México posee un importante punto de exportación desde sus 5 factorías en Cd Juárez, Monterrey, Guadalajara, Querétaro y CDMX.

Tiene vínculos con muchos rubros como automotriz, alimentos y bebidas, aviación, transporte, química, farmacéutica, seguridad, minería por citar algunos. En mayo anunció la inversión de 683 mdp para una nueva factoría de inyección de plástico en NL, amén de la contratación de 1,600 empleados.

Por supuesto que las políticas públicas en materia de energía del presidente Andrés Manuel López Obrador quizá le restan oportunidades, máxime que el consorcio alemán está muy comprometido con la energía limpia. Hay la meta de eliminar las emisiones C02 para 2030 en sus procesos productivos.

Preinfalk hace ver sin embargo que su apuesta con el país es de largo plazo; más allá del gobierno, Siemens debe focalizarse como un “socio propositivo”, remarca.

En su perspectiva México seguirá su avance por el bono demográfico, la cercanía con EU y los acuerdos comerciales. Ahora mismo el “nearshoring” también aportará, máxime el talento industrial con que se cuenta.

Además hay todo por caminar en electrificación, movilidad, infraestructura, digitalización y en automotriz en donde México es el 7° productor global.

Preinfalk, no duda en vaticinar un mayor crecimiento de Siemens en el país. De hecho en sus planes, el tamaño de la firma deberá duplicarse en los siguientes 5 años. Así que arraigado compromiso.

DESENCANTO EN LA IP POR POLÍTICA INDUSTRIAL SIN APOYOS

Si bien el CCE de Francisco Cervantes logró la puesta en marcha de una política industrial por parte de Economía que lleva Tatiana Clouthier, el documento no se diferencia mucho de las recetas que se han repasado por décadas. Además, adolece de herramientas, entre ellas estímulos fiscales y compromisos de financiamiento. Vaya, desde la débil presentación quedó claro el poco interés de AMLO, quien ni siquiera estuvo. Tampoco Rogelio Ramírez de la O. Ni una mención en la mañanera. Aunque ayer Gabriel Yorio buscó recomponer, en la ceremonia dijo que no hay ningún apoyo contemplado. Hay desencanto en los organismos empresariales. Otra vez mucho trabajo y magra cosecha.

NO CONTROL, COERCIÓN DE AMLO Y CASTIGO A GRUMA EN BOLSA

La inflación volvió a superar lo previsto. En la primera quincena de septiembre subió 0.41% (se esperaba 0.37%) y la tasa anual trepó a 8.27%. Claramente las presiones no han terminado, máxime si se observa la resistencia en el componente subyacente. De ahí el chantaje del presidente Andrés Manuel López Obrador a los grandes corporativos. No hay un control de precios, pero sí coerción pública. Maseca debió ceder y Juan González comprometió no subir precios hasta febrero. Ayer el mercado castigó a la emisora con una caída de 2.35% de la acción, que ya de por si no está en su mejor momento.

Si hablamos de compañías globales, un puntal que no requiere presentaciones es Siemens con 128 años de historia en México.

Fundado por Werner von Siemens, el consorcio que comanda Roland Busch, con presencia en más de 200 países, 200,000 empleados y una facturación de 70,000 mde, trae en su ADN el tema de la innovación.

Sólo así puede apoyar a miles de empresas industriales en su automatización y digitalización de procesos, la electrificación de edificios y ciudades, la mejora de la movilidad o bien en algo tan nodal como la salud.

Con su expertis de 175 años, durante la pandemia no tuvo que apretarse las manos. Simplemente fue un actor nodal para el ámbito farmacéutico en el manejo de millones de vacunas.

Aquí bajo el mando de Alejandro Preinfalk ejecutivo de 51 años, 29 en Siemens, también pudo crecer a doble dígito. No es casual. Con el desarrollo industrial, en México posee un importante punto de exportación desde sus 5 factorías en Cd Juárez, Monterrey, Guadalajara, Querétaro y CDMX.

Tiene vínculos con muchos rubros como automotriz, alimentos y bebidas, aviación, transporte, química, farmacéutica, seguridad, minería por citar algunos. En mayo anunció la inversión de 683 mdp para una nueva factoría de inyección de plástico en NL, amén de la contratación de 1,600 empleados.

Por supuesto que las políticas públicas en materia de energía del presidente Andrés Manuel López Obrador quizá le restan oportunidades, máxime que el consorcio alemán está muy comprometido con la energía limpia. Hay la meta de eliminar las emisiones C02 para 2030 en sus procesos productivos.

Preinfalk hace ver sin embargo que su apuesta con el país es de largo plazo; más allá del gobierno, Siemens debe focalizarse como un “socio propositivo”, remarca.

En su perspectiva México seguirá su avance por el bono demográfico, la cercanía con EU y los acuerdos comerciales. Ahora mismo el “nearshoring” también aportará, máxime el talento industrial con que se cuenta.

Además hay todo por caminar en electrificación, movilidad, infraestructura, digitalización y en automotriz en donde México es el 7° productor global.

Preinfalk, no duda en vaticinar un mayor crecimiento de Siemens en el país. De hecho en sus planes, el tamaño de la firma deberá duplicarse en los siguientes 5 años. Así que arraigado compromiso.

DESENCANTO EN LA IP POR POLÍTICA INDUSTRIAL SIN APOYOS

Si bien el CCE de Francisco Cervantes logró la puesta en marcha de una política industrial por parte de Economía que lleva Tatiana Clouthier, el documento no se diferencia mucho de las recetas que se han repasado por décadas. Además, adolece de herramientas, entre ellas estímulos fiscales y compromisos de financiamiento. Vaya, desde la débil presentación quedó claro el poco interés de AMLO, quien ni siquiera estuvo. Tampoco Rogelio Ramírez de la O. Ni una mención en la mañanera. Aunque ayer Gabriel Yorio buscó recomponer, en la ceremonia dijo que no hay ningún apoyo contemplado. Hay desencanto en los organismos empresariales. Otra vez mucho trabajo y magra cosecha.

NO CONTROL, COERCIÓN DE AMLO Y CASTIGO A GRUMA EN BOLSA

La inflación volvió a superar lo previsto. En la primera quincena de septiembre subió 0.41% (se esperaba 0.37%) y la tasa anual trepó a 8.27%. Claramente las presiones no han terminado, máxime si se observa la resistencia en el componente subyacente. De ahí el chantaje del presidente Andrés Manuel López Obrador a los grandes corporativos. No hay un control de precios, pero sí coerción pública. Maseca debió ceder y Juan González comprometió no subir precios hasta febrero. Ayer el mercado castigó a la emisora con una caída de 2.35% de la acción, que ya de por si no está en su mejor momento.