Juez abre posibilidad para liberar obras del Tren Maya
Juez abre posibilidad para liberar obras del Tren Maya | Fuente: El Sol de México

El juez Adrián Novelo abrió la posibilidad de liberar las obras del Tramo 5 del Tren Maya, luego de aceptar dar paso a un incidente de modificación y/o revocación de la suspensión definitiva que otorgó en mayo pasado en contra de la construcción del megaproyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La decisión del titular del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Yucatán ocurrió luego de que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) argumentó que este proyecto ya cuenta con una autorización condicionada de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA),entregada este lunes por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat),lo que les permitiría retomar la construcción del Tren de la Selva.

De esta manera el juez determinó dar tres días hábiles a los ciudadanos que interpusieron esta demanda de amparo (884/2022) “a efecto de que manifiesten lo que a sus intereses convenga y, en su caso, ofrezcan las pruebas pertinentes” para conseguir que el juez mantenga la suspensión, estableciendo como fecha para informar sobre su decisión final el próximo viernes primero de julio.

No obstante, es de mencionar que, de manera paralela, el juez rechazó la petición de la Fonatur sobre revocar otras cuatro suspensiones provisionales que se tienen en contra del Tren Maya, solicitud que la dependencia realizó bajo el mismo argumento de ya contar con la autorización condicionada MIA, documento necesario para cualquier proyecto ejecutivo.

“Con la autorización de manera condicionada del Proyecto denominado ‘Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Regional del Proyecto Tren Maya Tramo Cinco Sur’, se actualiza la existencia de un hecho superveniente y sobre esta base, solicita se levante la suspensión decretada en estos autos”, argumentó Marco Aurelio Colín Hinojosa, representante legal de la Fonatur, dentro de los expedientes 820/2022, 821/2022, 923/2022 y 1003/2022.

Sobre estos cuatro asuntos el juez respondió que “no es procedente levantar de plano -como se solicita- la medida cautelar que se concedió”, es decir las suspensiones de las obras, pues explicó que en todo caso deberá atenderse lo referido en el artículo 154 de la Ley de Amparo “que entre otras cosas, prevé la tramitación de una incidencia con el fin de que las partes puedan eventualmente presentar pruebas y alegatos”, como se realizó en el asunto principal.

Estas demandas de amparo fueron tramitadas por organizaciones como Cenote Republic Asociación Civil y Defendiendo el Derecho a un Ambiente Sano A.C., luego de que se diera a conocer que el plan original de la construcción del Tramo 5 del Tren Maya, que se tenía contemplado que pasaría sobre la carretera 307, cambió por la intervención de empresarios hoteleros de la zona, razón por la cual el Gobierno tomó la decisión de construir el tren cinco kilómetros selva adentro.

Recién el pasado 18 de mayo se dio a conocer que, a tres meses de haber iniciado las obra, el Gobierno Federal presentó la MIA del proyecto, lo que especialistas en el tema han calificado como una ilegalidad debido a que por ley este documento se debe entregar antes y no después de iniciadas las obras para evitar afectaciones ambientales.

El juez Adrián Novelo abrió la posibilidad de liberar las obras del Tramo 5 del Tren Maya, luego de aceptar dar paso a un incidente de modificación y/o revocación de la suspensión definitiva que otorgó en mayo pasado en contra de la construcción del megaproyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La decisión del titular del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Yucatán ocurrió luego de que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) argumentó que este proyecto ya cuenta con una autorización condicionada de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA),entregada este lunes por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat),lo que les permitiría retomar la construcción del Tren de la Selva.

De esta manera el juez determinó dar tres días hábiles a los ciudadanos que interpusieron esta demanda de amparo (884/2022) “a efecto de que manifiesten lo que a sus intereses convenga y, en su caso, ofrezcan las pruebas pertinentes” para conseguir que el juez mantenga la suspensión, estableciendo como fecha para informar sobre su decisión final el próximo viernes primero de julio.

No obstante, es de mencionar que, de manera paralela, el juez rechazó la petición de la Fonatur sobre revocar otras cuatro suspensiones provisionales que se tienen en contra del Tren Maya, solicitud que la dependencia realizó bajo el mismo argumento de ya contar con la autorización condicionada MIA, documento necesario para cualquier proyecto ejecutivo.

“Con la autorización de manera condicionada del Proyecto denominado ‘Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Regional del Proyecto Tren Maya Tramo Cinco Sur’, se actualiza la existencia de un hecho superveniente y sobre esta base, solicita se levante la suspensión decretada en estos autos”, argumentó Marco Aurelio Colín Hinojosa, representante legal de la Fonatur, dentro de los expedientes 820/2022, 821/2022, 923/2022 y 1003/2022.

Sobre estos cuatro asuntos el juez respondió que “no es procedente levantar de plano -como se solicita- la medida cautelar que se concedió”, es decir las suspensiones de las obras, pues explicó que en todo caso deberá atenderse lo referido en el artículo 154 de la Ley de Amparo “que entre otras cosas, prevé la tramitación de una incidencia con el fin de que las partes puedan eventualmente presentar pruebas y alegatos”, como se realizó en el asunto principal.

Estas demandas de amparo fueron tramitadas por organizaciones como Cenote Republic Asociación Civil y Defendiendo el Derecho a un Ambiente Sano A.C., luego de que se diera a conocer que el plan original de la construcción del Tramo 5 del Tren Maya, que se tenía contemplado que pasaría sobre la carretera 307, cambió por la intervención de empresarios hoteleros de la zona, razón por la cual el Gobierno tomó la decisión de construir el tren cinco kilómetros selva adentro.

Recién el pasado 18 de mayo se dio a conocer que, a tres meses de haber iniciado las obra, el Gobierno Federal presentó la MIA del proyecto, lo que especialistas en el tema han calificado como una ilegalidad debido a que por ley este documento se debe entregar antes y no después de iniciadas las obras para evitar afectaciones ambientales.