‘Cinturón de fuego’: ¿Qué es, dónde está y de qué forma afecta a México?
El 'Cinturón de fuego' mide 40 mil kilómetros e incluye as México en el Pacífico. (Shutterstock) | Fuente: El Financiero

No es ciencia ficción. La mayoría de los terremotos y las erupciones volcánicas no ocurren al azar, están en áreas específicas del mundo. Una de estas es el ‘Cinturón de fuego’, de la cual México forma parte en la costa mexicana del océano Pacífico. Por esta razón, los sismos son recurrentes en nuestro país, como el del pasado lunes 19 de septiembre de magnitud 7.7 grados.

También conocido como el ‘Anillo de fuego’, el llamado Cinturón es la zona con mayor actividad sísmica y volcánica del mundo. Rodea varias placas tectónicas, incluida la Placa del Pacífico y las placas más pequeñas de Filipinas, Juan de Fuca, Cocos y Nazca. Muchas de estas se están subduciendo debajo de las placas continentales que bordean.

“Algunos de los sismos que se han producido a últimas fechas han sido causados por este cinturón circumpacífico; dicha actividad sísmica es normal, dado que la ocurrencia de sismos está directamente relacionada con la evolución tectónica de la Tierra”, afirma Raúl Valenzuela Wong, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM en un boletín informativo.

¿Por qué afecta a México el ‘Cinturón de fuego’?

El ‘Anillo’ o ‘Cinturón de fuego’ es una franja que se distribuye por el océano Pacífico, en donde se incluye a México. Está integrada por varias capas terrestres que, cuando se acomodan, provocan sismos de variada intensidad. Mide 40 mil kilómetros (25 mil millas) y rodea desde Nueva Zelanda hasta la costa oeste de Sudamérica, a través de las costas del este de Asia y Alaska y las del noreste de Norteamérica y Centroamérica.

En Norteamérica, el cinturón afecta a México, Estados Unidos y Canadá. En Centroamérica, los países en riesgo son Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y Belice. En Sudamérica están Chile, Argentina, Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia.

En Asia se encuentran Rusia, Japón, Filipinas, Taiwán, Indonesia, Singapur y Malasia. Y en Oceanía Islas Salomón, Tuvalu, Samoa y Nueva Zelanda.

Valenzuela Wong señala que los volcanes de México forman parte del Cinturón de fuego y están asociados con el proceso de subducción, esto es, que la placa de Cocos y la placa de Rivera (llamada así en honor a Diego Rivera) están deslizándose por debajo de la placa de América del Norte.

Sin embargo, dice el experto de la UNAM, son pocos los volcanes de nuestro país que permanecen activos comparado con el número de volcanes en otras zonas de subducción del mundo (placas tectónicas). Explica que los sismos ocasionados por los volcanes no suelen ser tanta magnitud como los que se producen por la interacción de las placas tectónicas en las zonas de subducción.

En el Cinturón de fuego se encuentra distribuido el 75 por ciento de los volcanes más activos que hay en la Tierra. Casi 90 por ciento de terremotos y erupciones de volcanes que ocurren en el mundo ocurren en esa franja del planeta. México está incluido en la zona. por esta razón nuestro país pertenece a un área con alta actividad sísmica.