Suns y Mercury, las ventas forzadas por indisciplina del dueño

Robert Sarver comenzó el proceso de venta de los Phoenix Suns y Phoenix Mercury, un movimiento que se produce solo ocho días después de que la NBA lo suspendiera por mala conducta en el lugar de trabajo, que incluye lenguaje racista y sexista.

Suns y Mercury, las ventas forzadas por indisciplina del dueño
FILES-BASKET-NBA-SUNS-SARVER | Fuente: El Economista

El propietario de Phoenix Suns y Phoenix Mercury, Robert Sarver, anunció que venderá sus equipos de la NBA y la WNBA.

"Esperaba que la suspensión de un año del comisionado (Adam Silver) me diera tiempo para concentrarme, hacer las paces y eliminar mi controversia personal de los equipos que tantos fans y yo amamos. En nuestro clima implacable actual, se ha vuelto dolorosamente claro que eso ya no es posible, que todo lo bueno que he hecho, o que aún podría hacer, se ve superado por las cosas que he dicho en el pasado. Por esas razones, estoy comenzando el proceso de búsqueda de compradores para los Suns y Mercury”.

La semana pasada, la NBA multó a Sarver con 10 millones de dólares y lo suspendió por un año luego de un informe de investigación que detallaba el uso de lenguaje racista y sexista, el trato injusto a las empleadas, la intimidación y distribución de pornografía por correo electrónico.

El informe indicó que Sarver “participó en una conducta que claramente violó los estándares comunes del lugar de trabajo, como se refleja en las reglas y políticas del equipo y la Liga”.

Si bien el comisionado de la NBA usó palabras como "indefendible", "triste" y "desanimado", la liga y sus dueños no dieron el paso drástico de obligar a Sarver a vender el equipo. En cambio, la presión de jugadores, como LeBron James, Chris Paul y Draymond Green, la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto, fans, patrocinadores y otros propietarios de los Suns y Mercury dejaron a Sarver con una opción: vender el equipo, que era lo que los propietarios de la NBA, Donald Sterling y Bruce Levenson hicieron cuando se enfrentaron a situaciones similares.

“Mientras tanto, continuaré trabajando para convertirme en una mejor persona y continuaré apoyando a la comunidad de manera significativa. Gracias por seguir apoyando a los Suns y Mercury, aceptando el poder que tienen los deportes para unirnos”.

Sarver compró los Suns por 401 millones en 2004, y el equipo ahora está valorado en aproximadamente 1,800 millones, según Forbes. Él es el mayor accionista de la franquicia con casi el 35%.

deportes@eleconomista.mx

Suns y Mercury, las ventas forzadas por indisciplina del dueño