Sin luz, 62% de los clientes de CFE en la Península de Yucatán
Sin luz, 62% de los clientes de CFE en la Península de Yucatán | Fuente: El Economista

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó ayer 22 de junio, que entre las 8:32 y 8:40 horas salieron de operación seis líneas de alta tensión, lo cual afectó a 1.3 millones de usuarios en los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, mismos que representan 62% de los usuarios totales de esa región.

A las 14:00 horas, la estatal eléctrica reestableció en su totalidad el servicio, asegurando que en esta ocasión las afectaciones ocurrieron luego de una falla derivada de un accidente de un trabajador de la estatal que continúa hospitalizado.

A decir de la empresa, el empleado daba mantenimiento -una labor que se realiza constantemente-, en el principal nodo (subestación) de la península, que proporciona servicio a la zona hotelera de Cancún y la Riviera Maya.

"Al dañarse el equipo y la línea de transmisión, las demás salen de operación por protección, para no causar mayores daños", expuso la empresa.

En enero del año pasado, bastaron seis minutos de calentamiento terrestre provocado por un conato de incendio localizado en Tamaulipas, para que la con la desconexión de dos líneas se dejara de transmitir el equivalente a 12% de la capacidad eléctrica de generación en el país, dejando sin luz a la cuarta parte de los clientes de la CFE.

Entonces, salieron de operación dos líneas de transmisión entre Nuevo León y Tamaulipas: Güemez y Lajas, que con una longitud conjunta de 575 kilómetros, apenas 2.4% de la longitud total de líneas con capacidad de 400 kilovoltios, impidieron que cuatro centrales renovables y dos de ciclo combinado despacharan durante seis minutos alrededor de 9,296 megawatts, con lo que se generó un desbalance en el sistema que provocó que no sólo en Tamaulipas y Nuevo León, sino en 15 entidades, que incluyeron el Valle de México.

Déficit en el norte

Y luego, el 15 de febrero del 2021, entre 6:19 a 6:32 horas operó el Disparo Automático de Carga (interrupción del suministro),por déficit de generación en el norte y noreste del país, quedando sin suministro 4.8 millones de usuarios, en los estados de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua, Zacatecas y Durango.

La compra de gas que aumentó de 5 a 200 dólares por millar de BTU en horas y la llegada de barcos de gas natural licuado, todo producto de las bajas temperaturas que en plantas y ductos exportadores de Texas obligaron a cerrar operaciones, provocaron una pérdida neta de 35,606 millones de pesos en el primer trimestre del año para la CFE.

Además, en julio del 2021, la tormenta que se vivió en Sonora este dejó sin servicio eléctrico a 3.5% de los clientes de la CFE, que por fenómenos naturales ha trabajado a marchas forzadas desde diciembre del 2020 y no a partir de la temporada de huracanes como ocurría en años anteriores durante décadas, reportando incidentes en por lo menos la mitad de los estados del país en 2021. En esa ocasión un total de 40,590 usuarios resultaron afectados.

estados@eleconomista.mx