Protesta por desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa deja 11 policías heridos en la CDMX

Una protesta por la desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa en 2014 dejó unos 11 policías heridos en la Ciudad de México, informaron autoridades este jueves.

Protesta por desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa deja 11 policías heridos en la CDMX
Foto: Reuters | Fuente: El Economista

Una protesta por la desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa en 2014 dejó unos 11 policías heridos en la Ciudad de México, informaron autoridades este jueves.

Los agentes resultaron lesionados tras un enfrentamiento con un grupo de manifestantes que realizaba un mitin en las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) para exigir la detención de personas ligadas al caso.

"Algunos manifestantes agredieron físicamente a los oficiales y les arrojaron artefactos explosivos", dijo la Secretaría de Seguridad Ciudadana local en un comunicado. "En consecuencia, 11 policías resultaron lesionados por esquirlas con petardos y con contusiones por golpes en diferentes partes del cuerpo".

La Secretaría dijo que los policías fueron trasladados a un hospital para su valoración y que se encuentran fuera de peligro.

Durante la protesta, los manifestantes realizaron diversas pintas en la dependencia para exigir justicia mientras otros cargaban pancartas exigiendo la presentación con vida de los estudiantes.

"Que el fiscal nos explique, nos diga, por qué ha demorado en la ejecución de las órdenes de aprehensión (de las personas ligadas al caso),pero lejos de eso despliega la fuerza policial para evitar que podamos llegar a las puertas de la fiscalía", dijo durante la protesta Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 estudiantes.

Otra vez, como el gobierno pasado, compañeras y compañeros, otra vez las puertas de las instituciones (cerradas) en la cara de las víctimas", añadió.

La protesta vino un día después de que manifestantes realizaran pintas en la embajada de Israel en México para exigir la extradición de Tomás Zerón, un exfuncionario del gobierno federal quien habría ordenado manipular las investigaciones sobre el caso.

Los estudiantes desaparecieron entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, cuando intentaban apoderarse de autobuses en Iguala para viajar a la CDMX y participar en unas manifestaciones.

Fueron detenidos por policías coludidos con narcotraficante del cártel Guerreros Unidos, que los habrían asesinado al confundirlos con miembros de una banda rival.

Hasta ahora solo han sido identificados los restos de tres víctimas.

La "verdad histórica" fue el nombre con el que se bautizó la cuestionada pesquisa del anterior gobierno, que no acreditó la participación de militares en los hechos, a diferencia del informe de la comisión creada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ese grupo difundió el pasado 18 de agosto su informe final, que asegura que autoridades civiles y militares, coludidas con narcotraficantes, intervinieron en lo que llamó un "crimen de Estado".

Tras la difusión de ese documento fue capturado el exfiscal general Jesús Murillo Karam, a quien se atribuye la autoría intelectual de la "verdad histórica". El exfuncionario será enjuiciado penalmente por desaparición forzada, tortura y delitos contra la administración de justicia.

Foto: Reuters