Italia votará por patria, familia y Meloni
Italia votará por patria, familia y Meloni | Fuente: El Economista

La política tiende a convertirse en un mal necesario a menos de que sea colonizada por la comedia, nos diría Italia, pero gracias a Berlusconi se puede vivir eternamente sumergido en la comedia.

Sólo a través de los códigos de la comedia se puede considerar como algo normal la existencia de 70 primeros ministros italianos desde que concluyó la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, Italia es un ejemplo para el mundo porque sus políticos viven en la inestabilidad; la asimilan; la controlan. Como les ocurre a los boxeadores, los ciclos de vida de los gobiernos italianos tienden a ser cortos: un año y medio, en promedio.

Italia siempre va un paso adelante en cuanto a la jibarización de la política: Mussolini apareció antes que Hitler; Berlusconi antes que Trump; Meloni antes, ¿de qué? No lo sabemos.

Italia aportó al mundo el populismo, cuya vertiente violenta no es otra cosa que el fascismo. Las mentiras llegan más rápido que la razón al corazón de la gente.

Estupenda la obra de Antonio Scurati para conocer el origen del fascismo. “Meloni sería tan dañina para Italia como para Europa”, comentaba recientemente en una entrevista de El País, en referencia de Georgia Meloni, líder del partido ultraderechista Hermanos de Italia que obtendría uno de cada cuatro votos en las elecciones legislativas del domingo.

¿Por qué los italianos votarán por Meloni? Porque están hartos de lo que ha pasado en los últimos cuatro años. Desde 2018 han gobernado: el Movimiento 5 Estrellas (antisistema) en alianza con la Liga (derecha antimigrante). El gobierno duró un año. Después llegó el gobierno del Movimiento 5 Estrellas con el Partido Democrático (liberal). La experiencia duró poco más de un año. La reciente experiencia fue Draghi. Todos los partidos lo apoyaron excepto Hermanos de Italia.

El domingo se presentan a las elecciones cuatro candidatos ex primeros ministros: Berlusconi, Letta, Renzzi y Conte.

Ahora, hartos, los italianos premiarán a Georgia Meloni.

Georgia Meloni, que aunque en su juventud admiraba a Mussolini ahora reniega del fascismo. ¿Miente para ganar votos? ¿Es ligeramente fascista porque el odio hacia los migrantes atraviesa el planeta?

Se comenta que Meloni progresivamente ha ido adoptando la agenda de Mario Dragui, y en efecto, en el debate frente a Enrico Letta (liberal),las posturas de Meloni sobre Europa, Ucrania, energía, política económica, entre otros temas, eran similares a las de Letta.

Meloni ondea la bandera de Dios, patria y familia, el tridente antiprogre. Olvida la pluralidad, la libertad y el mundo, y concéntrate en el etnocentrismo.

Meloni conseguirá lo que no ha logrado Marie Le Pen: la desdemonización de la ultraderecha.

El antifascismo se encuentra en extinción.

Oportunidad para los populistas: Dios, patria y familia.

@faustopretelin