Coordinación de política monetaria mundial reducirá consecuencias de la desinflación: PIIE
Federal Reserve chair Jerome Powell holds a news conference on today’s interest rate hike in Washington | Fuente: El Economista

Ante la consistente interdependencia de los mercados mundiales sería relevante que se coordinen las acciones de política monetaria para reducir las dolorosas consecuencias que tiene la desinflación, recomendó Maurice Obstfeld, investigador senior del Peterson Institute of International Economics (PIIE) y ex consejero económico del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En un artículo de trabajo explicó que cuando los bancos centrales de economías avanzadas suben tasas, atendiendo solo las exigencias de su economía y la trayectoria doméstica de la inflación generan presiones en el mercado cambiario que afectan el comercio con sus socios.

“El endurecimiento de las condiciones monetarias mundiales para enfrentar la inflación está impactando a sus vecinos y socios más cercanos vía exportaciones y presionando al mercado cambiario, generando una presión adicional para el alza de precios de productos importados”, resaltó.

Al interior del artículo, titulado “Uncordinated monetary policies riesk a historic global slowdown”, dice que sería importante que los grandes bancos centrales tomen en cuenta el impacto global de sus decisiones.

“Diferentes economías necesitan gradualidades diferentes de astringencia monetaria. Pero si los bancos centrales colectivamente se coordinan para endurecer las condiciones monetarias y fortalecer una comunicación clara, podrían evitar excesivos sacrificios en empleo y crecimiento mientras se consigue desacelerar la inflación”.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, explicó en conferencia de prensa tras el anuncio monetario donde subieron la tasa a un rango de 3% a 3.25%, que cada economía tiene sus propias particularidades, presiones domésticas y que resultaría muy difícil coordinar la estrategia contra la inflación.

Es complicado hablar de colaboración entre bancos centrales en un mundo de diferentes tasas de interés, observó Powell. “Nosotros mantenemos un contacto regular con los banqueros centrales de las economías más relevantes para Estados Unidos y sí estamos comunicándonos para entender los factores que están afectando a las economías. Recuerden que recientemente, algunos bancos centrales cortaron tasas y nosotros comenzamos a subirlas, porque estamos en diferentes momentos (...) puedo decir que mantenemos una comunicación estrecha con los bancos centrales de los países con los que Estados Unidos tiene una relación estrecha y lo que más hacemos es informarnos y comunicarnos”.

Riesgo de recesión mundial

En el análisis, Obstfeld resalta que los bancos centrales están llevando “demasiado lejos” el endurecimiento de las condiciones monetarias, o sea los incrementos en las tasas. Si bien el objetivo es moderar la inflación “están imponiendo un importante castigo para la economía mundial colocándolas de nuevo en riesgo de una recesión.

“Así como los bancos centrales de los países más ricos leyeron mal los factores que impulsaron la inflación cuando comenzó a elevarse en el 2021, puede ser que estén subestimando la velocidad con la que la inflación podría caer si las economías desaceleran o se contraen”.

La naturaleza de la globalización, altamente concentrada, nos hace suponer que se está amplificando el riesgo de una recesión mundial, alertó.

El gerente general del Banco de Pagos Internacionales, Agustín Carstens ha dicho que la clave para los bancos centrales es actuar con rapidez para que la inflación no se arraigue.

Reconociendo el impacto que puede tener este endurecimiento en las condiciones económicas sugirió la ejecución de reformas estructurales que incentiven al crecimiento económico y la inversión. Estrategia de crecimiento que afirmó, no está en manos de las autoridades monetarias.

Powell admitió a fines de agosto, en el Simposio de Jackson Hole, que el proceso de desinflación sería doloroso para los hogares y empresas. En la conferencia del anuncio monetario, aseguró que si estuviera en sus manos una estrategia menos dolorosa para reducir la inflación, la aplicaría.

ymorales@eleconomista.com.mx

Coordinación de política monetaria mundial reducirá consecuencias de la desinflación: PIIE