Blinken: El presidente Putin no puede salirse con la suya
77th Session of the United Nations General Assembly | Fuente: El Economista

Naciones Unidas, Estados Unidos. El presidente ruso, Vladimir Putin, "no puede salirse con la suya" dijo ayer el jefe de la diplomacia estadounidense en el Consejo de Seguridad de la ONU en una reunión dedicada a Ucrania, en la que su homólogo ruso, Sergéi Lavrov, solo y acorralado, refutó las acusaciones occidentales.

"El orden internacional que aquí tratamos de salvar está siendo destrozado ante nuestros ojos", expresó el secretario de Estado Antony Blinken a sus colegas en esta reunión miniserial extraordinaria. "No podemos dejar al presidente Putin que se salga con la suya", recalcó.

Lavrov, con quien Blinken ha rechazado reunirse desde la invasión del 24 de febrero, y que ni siquiera se sentó en la mesa del Consejo cuando hablaron sus homólogos prefiriendo dejar a un subalterno en su lugar y abandonar la sala cuando dio su discurso, refutó las acusaciones occidentales y echó la culpa al gobierno de Kiev, al que acusó de "rusofóbico".

"Estados Unidos y sus aliados, con la connivencia de las organizaciones internacionales de derechos humanos, han estado cubriendo los crímenes del régimen de Kiev", acusó Lavrov ante los informes de abusos cometidos por las fuerzas militares rusas.

"Kiev debe su impunidad a sus socios occidentales", y acusó al "Estado totalitario nazi" de Kiev y la impunidad de Ucrania por sus actos desde 2014 y aseguró que la decisión de lanzar la operación militar especial -Moscú siempre ha rechazado que se trate de una invasión- era "inevitable".

Pero el canciller ucraniano, Dmytro Kuleba, se encaró con su homólogo ruso y le espetó que "nunca ganarán esta guerra". "Hoy cada ucraniano es un arma lista para defender a Ucrania", subrayó.

Armas nucleares

El expresidente ruso Dmitry Medvedev manifestó que cualquier arma en el arsenal de Moscú, incluidas las armas nucleares estratégicas, podría usarse para defender territorios incorporados en Rusia de Ucrania.

Medvedev, vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, dijo que se llevarán a cabo referendos organizados por autoridades separatistas e instaladas por Rusia en grandes extensiones del territorio ucraniano ocupado por Rusia, y “que no hay marcha atrás”.

Rusia siguió ayer con su mayor campaña de reclutamiento desde la Segunda Guerra Mundial, lo que provocaba que algunos hombres se apresuraran a salir al extranjero.

La orden del presidente Vladimir Putin de movilizar a otros 300,000 rusos profundiza una guerra en la que ya han muerto miles de personas.

Blinken: El presidente Putin no puede salirse con la suya