A 10 años de su creación, la sofipo Kubo ha otorgado préstamos por 3,000 mdp
Businesspeople,Using,A,Smartphone,,Transfer,Money,,Pay,For,Goods,And | Fuente: El Economista

Hace 10 años, cuando apenas empezaba el movimiento fintech en el país, la sociedad financiera popular (sofipo),Kubo, se adelantó a esa ola y surgió como una startup que ofrecía préstamos a través de una plataforma digital.

A una década de su nacimiento, la sofipo fundada y dirigida por Vicente Fenoll, cuenta con más de 100,000 clientes y ha colocado 3,000 millones de pesos en préstamos, a través de 83,000 transacciones.

Además, al ser una entidad regulada, también capta ahorros y depósitos y permite pagos, entre otras operaciones.

“Viene una nueva etapa de Kubo: meterle más volumen a las transacciones. Nuestro reto es ir por nuestro primer millón de usuarios, y para eso vamos a mejorar significativamente nuestros procesos operativos y comerciales, de atención al cliente”, señala Vicente Fenoll.

Kubo se adelantó en esta propuesta digital, pero fuimos consistentes y hoy ya es un hecho. El mercado es digital, y hoy viene una gran transformación a favor de la gente”.

En entrevista, expresa que los servicios financieros que requiere hoy la población, son los mismos desde hace muchos años. “Lo que Kubo hizo, aplicando tecnología, fue poner en las manos de un cliente, en el celular, las 24 horas del día, los siete días de la semana, la posibilidad de abrir una inversión a plazo fijo en menos de 30 segundos”.

Destaca que hoy, con sólo una oficina desde que nació, la sofipo opera en más de 900 municipios del país. “Un modelo tradicional tendría que tener, por lo menos, 900 sucursales”.

En cuanto al otorgamiento de crédito, señala que abordan el riesgo a través de modelos matemáticos y de estadística avanzada, que combina información de las instituciones de información crediticia, con el comportamiento en el uso del celular y otras fuentes alternativas. Esto le permite a la sofipo que la morosidad se ubique en 4.5 por ciento.

“Si combinas las buenas practicas del sector financiero, de gestión de riesgo, de evaluación, con la tecnología, generas una innovación que se pone de manea fácil en manos de las personas”, dice.

Una ventaja, estar regulado

Vicente Fenoll destaca que la figura regulada bajo la que operan, les permite ofrecer un paquete de productos que otras alternativas digitales no tienen, por lo que están enfocados en maximizarla.

“La sofipo puede hacer préstamos, captación de ahorro, emitir deuda, pagar remesas, vender moneda extraer en alianza, seguros en alianza, puede hacer muchas cosas que es lo que la gente necesita. Estamos enfocados en maximizar lo que la regulación le permite hacer a una sofipo para que la gente diga: tengo aquí todas mis necesidades financieras”, puntualiza.

En este sentido, resalta que la regulación es una ventaja competitiva y no un mal necesario. “Al estar regulados, ayudas a generar confianza hacia los clientes y esa confianza en Kubo se ha traducido en un crecimiento muy grande”, enfatiza.

eduardo.juarez@eleconomista.mx

A 10 años de su creación, la sofipo Kubo ha otorgado préstamos por 3,000 mdp